martes, 18 de agosto de 2015

TDAH v/s inteligencia Kinestésica

Quiero hablarles del TDAH o Trastorno de Déficit Atencional Hiperactivo.

"Los niños con TDAH tienen un desequilibrio químico de los neurotransmisores Dopamina y Noradrenalina (sustancias químicas del cerebro), lo que ocasiona desajustes en el funcionamiento cerebral. Principalmente, se ve afectado el lóbulo frontal y las áreas prefrontales,  afectando a las funciones ejecutivas, lo que provoca  alteraciones en la atención, en el control de impulsos, la inhibición de respuestas y la toma de decisión" (Soutullo y Díez, 2007.)

Es común que a los niños diagnosticados con este trastorno se les recete alguno de los varios tipos de mediaciones disponibles en la actualidad, se trata principalmente de medicamentos estimulantes como el Metilfenidato (en otros países, existen otros medicamentos como Pemolide y la Dextroanfetamina) y los no estimulantes, como la Atomoxetina y el grupo de los antidepresivos tricíclicos. Los fármacos estimulantes aumentan los niveles de dopamina en el cerebro y la Atomoxetina aumenta  los niveles de noradrenalina.

A mi en lo particular me hacen más eco las afirmaciones de Marino Pérez (especialista en Psicología Clínica y catedrático de Psicopatología y Técnicas de Intervención en la Universidad de Oviedo)  cuando dice  "Pudiera haber diferencias en el cerebro de un niño a otro, como es distinto el cerebro de un músico al de otro que no lo es. Incluso el de un pianista a un violinista. Pero esa diferencia del cerebro no es la causa. El cerebro es plástico y puede variar su estructura y su funcionamiento dependiendo de las exigencias y condiciones de vida. Un ejemplo muy famoso es del hipocampo cerebral de los taxistas de Londres. Cuantos más años de profesionalidad, más alterada es esa estructura cerebral. ¿Por qué? Porque está relacionada con el recuerdo y la memoria espacial, como es requerido para ser taxista en una ciudad de 25.000 calles como Londres. Lo que se pueda observar diferencial en el cerebro de quien sea, en este caso de niños a los que se diagnostica TDAH, no explica que esa sea la causa del supuesto trastorno, si no que los niños sean más activos e inquietos. Pero algunos padres se agarran o podrían estar interesados en encontrar una diferencia cerebral en los niños que les justifique o exima de responsabilidad en lo que le pasa al niño. Insisto, no hay ningún clínico ni ninguna prueba de neuroimagen que pueda validar un diagnóstico, como no hay evidencia que demuestre que los niveles cerebrales de dopamina o noradrelina sean anormales en niños con este diagnóstico [...] —El TDAH es un diagnóstico, cada vez más popularizado, que carece de entidad clínica. Para empezar, no se establece sobre criterios objetivos que permitan diferenciar el comportamiento normal del supuestamente patológico, sino que se basa en apreciaciones subjetivas, en estimaciones de los padres del tipo de si «a menudo» el niño se distrae y se mueve mucho. Más que nada, el diagnóstico es tautológico. Si un padre preguntara al clínico por qué su hijo es tan desatento e inquieto, probablemente le respondería porque tiene TDAH, y si le preguntara ahora cómo sabe que tiene TDAH, le diría porque es desatento e inquieto. Por lo demás, insisto, no existe ninguna condición neurobiológica ni genética indenficada, y sí muchas familias donde no se asume que la educación de los niños es más difícil de lo que se pensaba."

Yo soy una convencida de la teoria de las inteligencias multiples de Gadner y de los estilos de aprendizaje de Kolb, por descontado está  hablar de Piaget y su teoria del desarrollo cognitivo infantil, basandome en ellos creo que un niño diagnosticado con TDAH simplemente es un niño con una gran inteligencia Kinestésica, esta inteligencia es la que está vinculada con la capacidad para controlar nuestro cuerpo en actividades físicas coordinadas como la deportiva, la danza, las habilidades manuales, entre otras. A través de la inteligencia Kinestésica corporal adquieren información que, por efecto del movimiento y la vivencia, se convierte en aprendizaje significativo.
En otras palabras, son niños con un mejor manejo de su cuerpo, niños que pueden saltar desde mas alto, correr mas rápido, caer sin romperse un hueso, etc...  Y mucho más importante que eso,  son niños que, segun kolb, aprenden por medio del movimiento, no es que no puedan concentrarse, es simplemente que su cerebro les pide moverse para aprender de manera más vivencial y uniendo esto a la teoria de Piaget podriamos incluso formular que un niño activo o "hiper activo" es criado en la primera infancia cuando los padres en pos de la "estimulación temprana" sientan a los niños a los dos o tres meses,los paran a los seis, los hacen adoptar posiciones que fisiologicamente el cerebro aún no está  preparado para desarrollar y al apresurarlo, este lo adquiere como una manera de de desarrollo cognitivo, o sea convierte el movimiento en su forma de aprender.

Mamá homeschooler
Karla Piccardo.